No te olvides del IVA de la inversión inicial

Este artículo va dirigido principalmente a los nuevos emprendedores ya que ocurre con cierta frecuencia que nos olvidamos de los impuestos cuando realizamos un plan de negocio. Su impacto es significativo, como vamos a ver en un ejemplo que hemos simulado con la herramienta Sinalyzer Business.

Es un ejemplo sencillo pero muy gráfico. Hemos elegido en este caso el modelo fiscal de autónomo vigente en España, y si realizamos el mismo ejercicio con el modelo de empresa el resultado sería similar.

En primer lugar realizaremos la simulación sin considerar ningún impuesto, es decir, sin IVA, y sin pagos trimestrales del IRPF (lo que conocemos como pagos fraccionados trimestrales) y sin considerar la declaración del IRPF anual que en España realizamos en junio del año siguiente (ver gráficos 2 y 3).

A continuación realizaremos la misma simulación pero esta vez considerando el IVA e IRPF según las fechas de liquidación de la Agencia Tributaria. Sinalyzer nos permite simular ambos impuestos y el impuesto de sociedades para el caso del modelo de empresa (ver gráficos 4 y 5).

Nos centraremos en los saldos de tesorería del autónomo y en este caso analizaremos sólo la repercusión del IVA por la inversión inicial del negocio. Estos son los supuestos de partida:

1. Inversión inicial en enero-2015 de 60.000 € con amortizaciones de 10 y 18 años.

2. Ventas y Costes mensuales durante los 3 primeros años según se muestra en el primer gráfico.

3. Las ventas comienzan en marzo-2015.

4. El autónomo tiene 1 hijo de 4 años, no tiene otros ingresos y realiza declaración individual.

5. Todos los cobros y pagos son al contado.

 

Gráfico 1

Gráfico 1: En verde los ingresos, costes fijos y costes variables mensuales. En naranja la inversión inicial. Todas las cifras sin IVA.

 

Gráfico 2

Gráfico 2: muestra los saldos mensuales durante el primer año. No considera ningún impuesto.

 

Gráfico 3

Gráfico 3: muestra los saldos trimestrales durante los tres primeros años. Vemos que la inversión se recupera en el 2º trimestre del tercer año. No considera ningún impuesto.

 

Gráfico 4

Gráfico 4: muestra los saldos mensuales durante el primer año considerando el IVA del 21% y el IRPF.

 

Gráfico 5

Gráfico 5: muestra los saldos trimestrales durante los tres primeros años considerando el IVA del 21% y el IRPF. Vemos que la inversión se recupera en el 2º trimestre del tercer año pero con menores saldos que en el gráfico 3.

 

Gráfico 6

Gráfico 6: muestra los saldos trimestrales de ambos casos y su diferencia. La línea gris discontinua muestra la diferencia entre ambos casos.

Del análisis de los gráficos deducimos que durante el primer año, el saldo real final del autónomo es alrededor de 12.000€ menor que si el análisis lo realizáramos sin considerar los impuestos. Esta diferencia es debida principalmente al pago del IVA de la inversión inicial de 60.000€.

En el gráfico 6 podemos ver el efecto positivo de la devolución del IVA,  por la Agencia Tributaria, en el tercer trimestre de 2016. En este ejemplo es de unos 10.000€.

La línea discontinua del gráfico 6 nos muestra la diferencia absoluta entre ambas curvas, es decir, el error que podemos cometer en nuestros cálculos si no consideramos los impuestos. La diferencia mayor es de casi 14.000 € que se produce en el primer trimestre.

IMPORTANTE: En la medida de lo posible te recomendamos que analices los importes de tu plan de negocio considerando los impuestos. Los  pagos trimestrales de los impuestos pueden ser la clave de tus flujos de efectivo. Con Sinalyzer obtendrás cifras y resultados más precisos y reales y evitarás sorpresas.

En un próximo artículo explicaremos el efecto de los cobros y los pagos por impuestos trimestrales como consecuencia de la explotación del negocio que no hemos tenido en cuenta en este ejemplo.

Para más detalles de lo que puedes simular y analizar con Sinalyzer Business utiliza este enlace:

http://www.sinalyzer.com/sinalyzer-business/