Negocio de temporada o estacional

El negocio de temporada está vinculado a ciertas fechas del año en las que se produce un incremento de las ventas. La temporada puede estar relacionada con las estaciones (invierno, verano), con periodos puntuales (navidad, semana santa, etc.) o incluso con festividades concretas.

Casi todos los negocios, en mayor o menor medida, tienen alguna componente estacional, muy a menudo relacionada con la época típica de vacaciones en la región o país. Desde el punto de vista económico, esta estacionalidad conlleva un cierto descontrol en los flujos de caja del negocio que es importante tratar de gestionar bien.

Hemos analizado varios casos con la herramienta Sinalyzer EMPRENDE que os iremos mostrando en próximos artículos.

En los tres gráficos siguientes os mostramos un ejemplo real de la situación vivida por un empresario, propietario de un comercio minorista, que fue incrementando demasiado su stock poco a poco hasta que se encontró con una situación de liquidez insostenible.

El primer gráfico muestra la estacionalidad del negocio:
negocio de temporada

Los dos gráficos siguientes muestran la tesorería acumulada y la tesorería generada cada mes del año. El color azul muestra la situación antes de tomar algunas medidas correctoras.
Vemos que el empresario tenía cuatro meses al año con una liquidez muy negativa y que pudo pasar a una situación mucho mejor (color naranja) que le permitió mantener una tesorería acumulada positiva todos los meses como vemos en el segundo gráfico.

negocio de temporadanegocio de temporada

Un negocio de temporada típico es el caso de un hotel de playa que solamente abre de mayo a octubre. A menudo estos empresarios se plantean si podrían mantener el negocio operativo durante el invierno con alguna otra actividad.

negocio de temporada

Otro caso típico es el de las pastelerías que tienen un negocio base durante todo el año y un negocio de temporada en ciertos periodos, algunos típicos como las navidades o la semana santa, y otros más locales por festividades o productos tradicionales que se consumen en determinadas fechas.

negocio de temporada

En el mundo de las franquicias hay muchos negocios con cierta estacionalidad en las ventas. Un caso que hemos analizado es el de las lavanderías autoservicio cuya estacionalidad no es siempre la misma pues depende de su ubicación. Lógicamente si está en una zona de playa el incremento de las ventas se producirá más en verano.

El gráfico muestra un caso en el interior donde vemos dos meses de incremento relacionados con el lavado de los edredones así como un valle en los meses de más calor.

negocio de temporada

Otros casos típicos de negocio estacional son las franquicias de helados y yogures, las de ocio y algunas más.

El empresario del negocio de temporada debe analizar si puede incorporar alguna actividad complementaria que le permita reducir la estacionalidad. Si este fuera tu caso deberías asesorarte y realizar algunas proyecciones o simulaciones económicas que te ayuden a tomar la decisión.

¿Merecería la pena trasladar durante dos meses mi comercio a alguna localidad turística próxima? ¿Podría compartir el local con otro negocio no competidor? ¿Puedo aprovechar mejor la temporada alta?

Contacta con nosotros a través de este enlace y te diremos cómo podemos ayudarte.

Nos ha gustado este artículo de emprendedores.es